Para valorar y elegir correctamente los alimentos que pretendemos ingerir, antes tenemos que conocer la importancia del pH en nuestro organismo.

El pH es el valor que surge de la escala que utilizamos para medir cuánta acidez o alcalinidad tiene un elemento.

pH significa potencial de hidrógeno, y su medición se realiza en una escala que va desde 0 a 14. De 0 a 7 podemos decir que un alimento es ácido y de 7 a 14, alcalino.

Los valores soportados con normalidad por nuestro organismo van desde 6,6 a 7,4, siendo pH 7 el punto neutro, teóricamente ideal.

 

biomagnetismo-par-biomagnetico-almeria-07

 

Según afirman varios científicos de trayectoria reconocida, como Linus Pauling

mantener el cuerpo con un pH ligeramente alcalino es la clave de mantener una buena salud

 

Esto no es del todo así, ya que el estado de pH ideal es Neutro (7), pero como eso es casi imposible, si tenemos que elegir, es mejor un cuerpo ligeramente alcalino que ácido. Pero cuidado, decimos ligeramente, porque si nos pasamos de alcalinidad también podemos generar problemas serios, sobre todo teniendo en cuenta que hay órganos que funcionan mejor hacia la alcalinidad pero también hay otros que funcionan mejor hacia la acidez. Equilibrio es la palabra clave para una salud constante.

Si llevamos esto al campo de la alimentación, obviamente, sucede lo mismo. Es muy importante darle a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesita, y la mejor forma de hacerlo es haciendo honor a nuestra condición de omnívoros, consumiendo todo tipo de alimentos, pero en equilibrio.

Cuidado!, la dieta alcalina está contraindicada en pacientes con insuficiencia renal, enfermedades cardiacas o enfermedades cuya medicación afecta al potasio del organismo.

Debo ser reiterativo, porque he leido mucho por ahí, y cada vez más gente se obsesiona con alcalinizar el cuerpo, y esto, si no está controlado estrictamente por un buen nutricionista, es peligroso.

Los alimentos ácidos y alcalinos son los responsables de los procesos metabólicos y a la vez son necesarios como mecanismos de defensa para evitar enfermedades. Para lograr una buena salud, es necesario mantener un equilibrio en el consumo de ambos.

Entonces la mejor forma de estar sano y saludable es alimentarse con:

E Q U I L I B R I O

 

A continuación dejo algunas de las consecuencias que trae una mala alimentación, tanto si tenemos tendencia hacia la acidosis como si la tenemos hacia la alcalosis:

ACIDOSIS

  • Depresión del sistema nervioso central.
  • Desorientación.
  • Desmineralización.
  • Alteraciones del metabolismo celular.
  • Alteraciones gástricas y renales.
  • Disfunciones glandulares.
  • Infecciones por virus
  • Infecciones por hongos.
ALCALOSIS

  • Excitación muscular anormal
  • Arritmia cardíaca
  • Infecciones por bacterias
  • Infecciones por parásitos

La próxima semana publicaremos una tabla de alimentos, para que tengas a mano, indicando por separado los niveles de alcalinidad o acidez de los mismos.

Gracias por leernos.